fbpx Saltar al contenido

Países que más contaminan: Cambio climático

Países que más contaminan

Muchos de los países que más contaminan invierten buena parte de sus recursos económicos en el desarrollo del sector industrial.

Estas inversiones, sin duda, generan avances y apuntalan el desarrollo de toda una Nación.

Desafortunadamente, este crecimiento -por lo general- tiene un fuerte impacto en el medio ambiente, creando un desequilibrio peligroso e insostenible.

Entre las industrias que mueven al mundo, y a su vez contaminan de forma desenfrenada, es la dedicada a la generación de combustibles fósiles.

Esto sin contar que las principales ciudades del mundo son dependientes del combustible fósil, tanto en la movilización como en muchas de las actividades de la vida actual.

Países más contaminantes, al cierre de la primera década del milenio

Países más contaminantes, al cierre de la primera década del milenio

Global Carbon Atlas es una plataforma científica que se dedica al análisis de los niveles de dióxido de carbono en el ámbito mundial, como producto de la actividad industrial y la emisión natural.

El impacto humano en la emisión de dióxido de carbono es una causa determinante en el cambio climático.

Por ello, se realizan estudios, se establecen reglamentos, se actualiza la legislación, todo lo necesario para frenar el calentamiento global.

En el año 1960, la producción mundial de dióxido de carbono se ubicaba en 9.344 MtCO2. Hoy, esa cifra se ubica en 36.573 MtCO2.

En cuanto a los países con mayor producción de CO2, tenemos a China con una producción de 10.065 megatoneladas al año, lugar que ostenta por sus actividades de quema de carbón.

El segundo lugar es ocupado por Estados Unidos. La emisión anual de este país se ubica en 5.416 megatoneladas, afectado por el Gobierno actual, muy relajado en torno al tema ambiental.

Con 2.654 megatoneladas de CO2, el tercer lugar es para India.

Rusia se ubica en el cuarto lugar con 1.711 megatoneladas de CO2, acompañado por Japón en el quinto lugar, por su producción de 1.162 megatoneladas.

El primer país de la Unión Europea que aparece en la lista es Alemania, nación que alcanzó el sexto puesto por la producción de 759 megatoneladas de CO2.

América Latina se ve representada por México y Brasil con producciones de 477 y 457 megatoneladas, para ocupar el duodécimo y décimo cuarto lugar de la lista de países más contaminantes del planeta.

A pesar de que la mayoría de los gobiernos se compromete en trabajar para reducir la emisión de gases contaminantes, la realidad supera las palabras y muestra poca voluntad al cambio.

Estas cifras son alarmantes, pero no reaccionamos a ellas.

Durante mayo de 2019, la ciencia indicó que los niveles de dióxido de carbono presente en la atmósfera se ubicaban en su máximo histórico.

Los medidores marcaban 415 partes por millón (ppm). Durante el año 2018, el promedio anual fue de 407,8 ppm. Antes de la industrialización mundial, los medidores de CO2 en la atmósfera marcaban 228 ppm.

A todas estas ¿Qué es el CO2?

Qué es el CO2

El dióxido de carbono (CO2) es un compuesto químico que se caracteriza por ser un gas incoloro. Está formado por un átomo de carbono unido a dos átomos de oxígeno, mediante dos enlaces covalentes dobles.

Es la principal fuente de carbono en la vida en la Tierra y ha sido moderado por organismos fotosintéticos y fenómenos geológicos a través del tiempo.

De manera natural, las plantas, algas y cianobacterias utilizan la energía del Sol para fotosintetizar carbohidratos a base de dióxido de carbono y agua.

Además de eso, el dióxido de carbono se produce por la respiración de todo ser aeróbico y por procesos que impliquen la descomposición de materiales orgánicos o quema de algún combustible fósil (carbón, petróleo y gas natural).

Las concentraciones de dióxido de carbono producto de procesos naturales van entre las 300-550 partes por millón.

Evitar estar entre los países más contaminantes

Hay actividades que realizas a diario y no te das cuenta del grave impacto que representan para el cambio climático.

Lavar la ropa, dejar luces encendidas y utilizar el carro, sobre todo para trasladarse en cortas distancias, son algunas de las actividades que se creen inofensivas, pero realmente hacen daño en el medio ambiente.

Para prevenir que incremente el efecto invernadero, puedes comenzar a hacer un cambio con las siguientes acciones:

Siete medidas para reducir el CO2

Siete medidas para reducir el CO2

La producción de CO2 en el mundo no se detiene.

Como pudiste ver, muchas de nuestras actividades cotidianas lo generan sin parar, pero muchas cosas podemos hacer.

Los estudiosos de este fenómeno, de forma negativa, pero muy realista; sostienen que los niveles de CO2 de la primera década del siglo XXI, dejan claro que no se está haciendo el esfuerzo indicado para detener la contaminación.

Sin embargo, recuerda que todo gran viaje inicia en el primer paso.

Aquí te ofrecemos siete formas para que reduzcas la producción personal de CO2:

Crear consciencia sobre el dióxido de carbono y sus efectos

Desde la Revolución Industrial, los niveles de contaminación han crecido de manera rápida. Por ello, se han realizado muchas cumbres climáticas y tratados entre varios países para promover vías para concretar la reducción de CO2.

Como un claro ejemplo, la promoción de los 17 objetivos del desarrollo sostenible propuestos por la Organización de Naciones Unidas (ONU) ayudan a que cada país se comprometa a realizar un cambio en pro de una vida sin contaminación.

Con ideas que abarcan desde la producción responsable hasta realizar una gran acción por el clima, se ha trazado cumplir la mayoría de las metas en 15 años para evitar todo tipo de daño a la atmósfera de nuestro planeta.

Evita utilizar a diario tu carro 

Evita utilizar a diario tu carro

El uso de los combustibles fósiles, en distintos medios de transporte, son la principal fuente de emisión de dióxido de carbono a nivel mundial. 

Por eso, es mejor tomar algún otro método de transporte para distancias cortas o llevar a varias personas en el mismo automóvil evitando el uso de varios vehículo y reduciendo la contaminación.

Al dejar de manejar vehículos por 50 kilómetros semanales, contribuyes a reducir la emisión de dióxido de carbono en un aproximado de 450 kilogramos.

Aprovecha para trasladarte en bicicleta, caminar o utilizar transporte público para ir hasta donde necesites. Así te puedes ejercitar mientras colaboras a tener un planeta menos contaminado.

Eficiencia energética

Teniendo buenos hábitos de consumo de energía, reduces el consumo y con eso las emisiones de dióxido de carbono.

Para ellos debes hacer actividades tan sencillas como apagar las luces que no estés utilizando en tu hogar.

Ajusta el termostato del aire acondicionado dos grados más o dos menos, dependiendo de la estación en la que te encuentres.

Una solución para impulsar el consumo eficiente de la energía eléctrica, que emite grandes cantidades de dióxido de carbono, es promover el uso de energía de fuentes renovables, como la energía solar. 

Dieta a base de un bajo consumo de dióxido de carbono

Dieta a base de un bajo consumo de dióxido de carbono

20% de las emisiones de CO2 proviene de la industria alimenticia.

Al cultivar los alimentos, sus cuidados son hechos con productos que contienen compuestos tóxicos para la atmósfera, como los clorofluorocarbonos.

Así mismo, los envases donde vienen estos productos, que con frecuencia son de plástico o de porexpan; contaminan de manera grave el ecosistema.

Mejora tu dieta comprando en abastos pequeños que tengan sus propias cosechas de alimentos.

Huerto en casa

Añadiendo el reciclaje a tu estilo de vida, puedes tener una vida que apoye el desarrollo sustentable.

Trata de ir eliminando todo producto desechable de plástico por productos biodegradables. Por ejemplo: elimina el cepillo de dientes tradicional por productos hechos de bambú, con cerdas naturales.

También evita -a toda costa- el uso de productos como pajillas o bolsas plásticas.

Estos objetos son de uso breve, luego los desechamos y -en su mayoría- van a parar a cualquier mar alrededor del mundo.

Si tienes algún frasco de cristal que pienses botar, piénsalo dos veces y consérvalo. Puede funcionarte más adelante para guardar y mantener ordenados algunos alimentos.

Con pequeños pasos y animando a conocidos y familiares, se puede lograr un cambio drástico en nuestra manera de vivir y reducir los índices de contaminación.

Reforesta y aléjate de los países que más contaminan

Reforesta y aléjate de los países que más contaminan

Otra de las causas del efecto invernadero es la tala y deforestación de los busques, en principio, para la fabricación de hojas y objetos con la madera.

Los árboles tienen una de las funciones más importantes: pueden guardar hasta 3.500 kilos de CO2. Por lo que no reforestar nuestras reservas naturales sólo hace que aumente la emisión de CO2.

Es importante que animes a tu comunidad y se unan para sembrar nuevas semillas de árboles. A futuro contribuirán a reducir el dióxido de carbono de la atmósfera.

Instituciones y la lucha contra el cambio climático

Los habitantes de todo país o comunidad tienen que organizarse y educarse sobre los daños que ocasiona la emisión de CO2 a la atmósfera.

Para ello, entes gubernamentales deben enfocarse en crear conciencia sobre la emisión del dióxido de carbono y lo peligroso que es para el planeta.

Otro paso importante es la educación de niños y adultos.

Los pequeños deben contar con programas de educación ambiental, donde entiendan, con su nivel los problemas que estamos generando como especie humana.

Los adultos deben reconocer le problema y conocer las vías que dispone para disminuir la producción de CO2.

Mientras tanto, sin esperar ni un poco, corre la voz entre tus vecinos para lograr un cambio en el lugar donde vives.

Consumo de plásticos y el CO2

Consumo de plásticos y el CO2

Cuando alguno de los productos plásticos comienzan a degradarse emiten metano y etileno, haciendo que los niveles de contaminación sean mucho más grandes.

Las emisiones se ocasionan cuando el plástico está expuesto a radiación solar en cualquier lugar, aunque es mucho más contaminante cuando ocurre en el aire.

El plástico tiene niveles relevantes de emisión que a medida que van aumentando, causan daño que puede ser irreparable para el ambiente.

Para la fabricación de plástico, se utiliza una diversidad de ingredientes químicos. Estos agentes, al iniciar la degradación, se liberan y alojan en el medio ambiente.

Esta última realidad, termina por generar mucho daño en el medio ambiente, también en el entorno de su descomposición.


Otra decisión inteligente para disminuir tu huella ambiental

Una de las opciones que puedes utilizar, si te interesa disminuir la huella ambientas que dejas en el mundo, es comprar productos ecológicos.

Las opciones son múltiples. Te invitamos a visitar la tienda online de Greenuso y conozca la diversidad de productos que tienes a tu disposición.

Un sinfín de productos ecológicos que satisfacen tus necesidades sin contaminar el medio ambiente.

Con responsabilidad, ubicamos los mejores productos ecológicos y los dejamos en un solo sitio, para ofrecértelos por medio de una plataforma tecnológica estable.

Recuerda que todos tus pedidos pueden ser enviados a la dirección que indiques durante tu compra. De esta forma, podrás recibir tu productos sin necesidad de trasladarte a otro sitio, en tu ciudad.

Abrir chat
Chatea con nosotros
Powered by